Consejos de Corte y Cata del Jamón

Consejos corte cata jamon iberico

Consejos y técnicas para corte y cata de Jamón.

Aprende a cortar, aprovechar y a disfrutar del jamón ibérico con los consejos de profesionales.

Instrumentos necesarios para cortar jamón
Instrumentos necesarios para cortar jamón
Aprende a preparar y cortar jamón ibérico
Aprende a preparar y cortar jamón ibérico
Recomendaciones para servir jamón ibérico
Recomendaciones para servir jamón ibérico
cerdo iberico
Consejos para la cata del jamón ibérico

 

La conservación del jamón y la preparación para su consumo son fundamentales para poder degustar todo su sabor y aroma. Siguiendo los siguientes consejos usted podrá disfrutar de uno de los mayores placeres gastronómicos, el Jamón Ibérico de cerdo criado con aceite de oliva virgen extra (0,3%).

Consejos para Cortar Jamón Ibérico

Instrumentos necesarios

instrumentos cortar jamon

Para cortar jamón ibérico en condiciones, es indispensable disponer de:

(2) - Afilador: permite afilar el cuchillo de forma rápida, sencilla y segura.
(3) - Cuchillo jamonero: cuchillo especial para cortar jamón. Muy afilado, de hoja larga, estrecha y flexible, que permite realizar cortes finos y precisos, y ajustar el movimiento al perfil de la zona de corte.
(6) - Portajamones: soporte firme en el que colocar la pata o paletilla en una posición adecuada para el corte.

Adicionalmente, puede ser conveniente tener:

(1) - Trapo de cocina: para cubrir el jamón una vez finalizada la sesión de corte.
(4) - Cuchillos pequeños: de hoja pequeña y afilada, para realizar cortes precisos en las zonas más angulosas de la pieza.
(5) - Pinzas: para una presentación cuidada, permiten manipular las lonchas y virutas de jamón al colocarlas en el plato.

 

¿Cómo colocar el jamón?

como colocar jamon

 

 

El portajamones debe de colocarse a una altura, y en una posición, en las que el corte pueda realizarse cómodamente, sin forzar ningún movimiento ni postura.

Si el jamón se va a consumir entero en poco tiempo (1 o 2 días) debe colocarse con la pezuña hacia arriba y se comenzará a cortar por la zona llamada maza.

Si se va a consumir durante más días el jamón se colocará de forma que la pezuña mire hacia abajo y se comenzara a cortar por la zona de la babilla o contramaza, para evitar que al final esta zona pueda quedar excesivamente reseca.

 

 

Preparación del Jamón.

Antes de empezar a cortar el jamón de una zona, es necesario pelarlo, es decir: retirar la piel y la grasa exterior que cubren dicha zona, hasta que aparece la carne.

El exterior del jamón contiene también mohos y exudados naturales del proceso de secado y maduración, que conviene eliminar del contorno de la zona de corte, para evitar sabores rancios.

Si el jamón se va a consumir en 1 día, se puede pelar entero; si no es así, conviene ir pelando según se vaya consumiendo.

¿Cómo cortar jamón?

pasos cortar jamon

Estos son los pasos para hacer un buen corte de jamón:

  1. Se hace un corte profundo en la caña y se va quitando la corteza y el tocino que no se vaya a comer con el cuchillo mas ancho.
  2. A no ser que el jamón se vaya a consumir entero debemos ir quitando solo la corteza de la parte que se va a consumir y dejar el resto para que se conserve mejor.
  3. Con el cuchillo jamonero se comienza a cortar por la maza, se hace un corte profundo y se van cortando pequeñas y finas tiras de jamón, casi transparentes y que no sean excesivamente largas. En todo momento hay que mantener la línea horizontal del corte y se deben cortar lonchas cortas y tan finas como sea posible con un buen cuchillo jamonero apropiado para ello.
  4. Al llegar a la cadera se debe utilizar la punta del cuchillo más fuerte para realizar un corte alrededor del hueso y salvarlo. Se sigue con el corte, obteniendo lonchas de la contramaza o culata. Debemos intentar seguir manteniendo la recta horizontal del corte.
  5. Finalmente, se le da la vuelta al jamón y nos disponemos a cortar la babilla. Del jamón se puede aprovechar todo, se debe obtener toda la carne posible, las partes que sean dificiles de cortar en lonchas se pueden hacer en tacos pequeños.

Recomendaciones

  • La temperatura ideal para cortar y degustar el jamón se sitúa entre 20 y 25 grados.
  • El jamón no se debe servir frío.

Presentación

En el plato, las lonchas se disponen en una sola capa, y como mucho con un ligero solapamiento entre ellas.

Consejos para la Cata del Jamón Ibérico

Pon atención a estos consejos y deleitate de placer con el refinado sabor del jamón ibérico de cerdo de cebo.

Aspecto:

Las lochas del jamón ibérico están compuestas por grasa y magro. La grasa es de color blanco o rosado con matices amarillos y es la que le da al jamón esa apariencia veteada, característica de la zona ibérica.

La carne de color rojo oscuro tirando para púrpura es el magro. Debes fijarte en la intensidad del brillo de este último ya que es un buen indicador de la calidad del jamón ibérico.

Aroma:

Describir la complejidad y aroma de este alimento es casi imposible. Su olor proviene de la mezcla de más de 170 especies diferentes que lo componen y cuya calidad, cantidad y combinación es distinta en cada pieza.

Lo que debes saber es que tiene un olor inconfundible, intenso y rico en matices. Si es de buena calidad pemanecerá en el ambiente incluso después de haberlo saboreado. Además, su fragancia te recordará a setas, frutos secos y caramelo.

Textura:

En el sabor de esta delicia española también incide su jugosidad, la cual deriva de la grasa inflitrada tan particular del jamón ibérico de cerdo criado con aceite de oliva virgen extra (0,3%). La jugosidad hace que al masticar se liberen los jugos de la carne.

Si la grasa se deshace en la boca en esos momentos es porque el jamón está en buen estado y su nivel es excelente, capaz de satisfacer las siempre altas expectativas de quienes consideran habitualmente a este alimento en su dieta.

Gusto:

Es la combinación entre sabor y aroma. Debe sobresalir el sabor dulce, que es indicativo de la calidad y del óptimo grado de curación, con algunos toques de sal ligeramente amargos.

Por último ten en cuenta que nuestro paladar sólo es capaz de distinguir cuatro sabores (dulce, salado, ácido y amargo), pero la mezcla con sus aromas hace que el jamón ibérico de cerdo criado con aceite de oliva virgen extra (0,3%) provoque sensaciones finales complejas y exquisitas.


Categorías

Proveedores

No hay proveedores

Marcas